1. El Plasma Rico en Plaquetas (PRP) es un material biológico que se obtiene de la misma sangre del paciente, tomando una muestra por una punción venosa (5 ml), que posteriormente se coloca en una máquina (centrifugadora) que se encarga de separar la sangre en varias partes (glóbulos blancos, rojos, plaquetas, plasma). Una de ellas será el PRP, para con él infiltrar mediante unas agujas muy finas y aplicando de forma tópica la zona de la piel o de la piel cabelluda que queramos tratar previa aplicación de anestesia en crema. Lo único que se añade al PRP es un compuesto cálcico para activar las plaquetas y que liberen los factores de crecimiento, que son los elementos clave del tratamiento.
  2. Entre sus indicaciones actuales se encuentra elrejuvenecimiento de la piel y como tratamiento de la calvicie. 
  3. Es una técnicamínimamente dolorosa y con ella se consiguen muy buenos resultados. En el caso de la infiltración de la piel (cara, escote o manos) para el tratamiento del daño solar o el envejecimiento se consigue aumentar la elasticidad, disminuir la flacidez, aumentar la luminosidad, disminuir las arrugas y las manchas finas. En el caso de la infiltración de la piel cabelluda para el tratamiento de la calvicie se consigue la aparición de pelo nuevo y el aumento del grosor del ya existente. Dando como resultado un aumento de la densidad capilar. Al terminar el tratamiento se puede observar un enrojecimiento de la zona tratada y una posible descamación de la piel que se resolverá en periodo de 48-72 horas.
  4. Es un producto que se obtiene del propio paciente, por lo que no ocasiona problemas de alergias ni de rechazos. Además, no requiere la realización de pruebas previas, sólo la valoración dermatológica del paciente. Es un procedimiento rápido y ambulatorio. Los principales riesgos incluyen infección local (<1%) y dolor en sitio de inyección.
  5. Es un procedimiento que se realiza en hombres y mujeres, idealmente a partir de los 25 años de edad. Dependiendo de la indicación de éste procedimiento se sugieren de 3-4 sesiones al año, separadas 4 o 6 semanas. Se repetirá para mantener los efectos 1 vez al año. Los resultados en el caso de la bioestimulación como antienvejecimiento se observan a los 20-30 días de la sesión, sin embargo, desde los primeros días se observa mejoría, especialmente como aumento de la luminosidad. La mejoría en el tratamiento de la calvicie se observa, generalmente tras la 2ª sesión.